Muere en riña el “Charal”, después de dar conocer red de corrupción

Tras la detención de uno de los objetivos prioritarios de las autoridades mexiquenses, se ha destapado una red de corrupción que permitió al “Charal” delinquir con permiso de las autoridades, las acusaciones incluirían a elementos de la Policía Municipal de Naucalpan y de la Fiscalía General de Justicia del Edomex. Misteriosamente, tras la revelación de estos señalamientos, el detenido murió en una riña que se registró en el Penal de Barrientos.

Luego del arresto de Francisco “G”, alías el “Charal” o el “Kevin”, que a sus 26 años contaba con un amplio historial criminal, se destapó el modus operandi de una banda dedicada al robo de vehículos con violencia, así como la comercialización de estupefacientes en la zona de Naucalpan y Atizapán, todo esto presuntamente, bajo el conocimiento de elementos policiacos, a quienes acusó de brindarle “protección” a cambio del pago de dinero en efectivo en cuotas semanales.

El “Charal” se convirtió en uno de los objetivos prioritarios de las autoridades mexiquenses luego de que el pasado 21 de julio del 2017, acribilló a dos elementos de la unidad especializada en el combate del robo de vehículos de la Comisión Estatal de Seguridad. Dicho crimen, habría ocurrido luego de que fuera descubierto en la colonia la Concordia, en Naucalpan, un predio en el que escondía 3 vehículos con reporte de robo.

Luego de la doble ejecución, Francisco “G” dejó de cometer robos con la misma frecuencia que la que lo hacía desde el 2016 en complicidad con su hermano, aunque ahora robaba solo bajo las indicaciones de su jefe, un sujeto identificado como “El Güero Lee”, quien le encargaba vehículos de alta gama, especialmente tipo pick up.

Entre sus colaboradores se encuentran tres sujetos identificados como el “Zúñiga”, “El Pechan” y el “Vitos”, quienes eran los encargados de robar con violencia los automotores, crímenes que perpetraban en las Colonias Lomas Verdes Y fuentes de Satélite, del municipio mexiquense de Naucalpan de Juárez. Tras hurtar los autos, estos eran trasladados al municipio de Santa Ana Jilotzingo, lugar donde remarcaban los vehículos para luego venderlos en el estado de Michoacán.

De acuerdo a información de la Fiscalía mexiquense, este no era el único delito que cometían este grupo criminal, pues el mismo “Charal” habría confesado que junto con el “Güero Lee” comercializaban estupefacientes, siendo las colonias de San Mateo, Colinas de San Mateo, Manzanares y la Colonia Presa Madín, esto en el Municipio de Atizapán de Zaragoza, donde controlaban el narcomenudeo, obteniendo ganancias mensuales de hasta 800 mil pesos.

Continúa leyendo la nota en La Prensa

No puedes copiar el contenido de esta página, contacta al administrador.

× ¿Cómo puedo ayudarte?