Por cobro de piso y coronavirus, cierra Foto Museo Cuatro Caminos

Por falta de seguridad, cobro de piso por el crimen organizado y por la pandemia del COVID, se va de Naucalpan de Juárez uno de los pocos museos en el municipio.

El recinto que anteriormente era una bodega abandonada, se convirtió en un museo referente de la zona y la fotografía, fue inaugurado en septiembre del 2015 por el fotógrafo Pedro Meyer, el cual buscaba difundir la cultura al norte de la ciudad.

Por medio de un comunicado, los representantes dieron los motivos por los cuales cierran.

La Fundación Pedro Meyer AC, les comparte con mucha pena el cierre del Foto Museo Cuatro Caminos. Es prudente reconocer cuando los vientos los tienes en contra, y si no buscas el puerto más cercano para resguardarte, lo más seguro es que te ahogues en esa aventura. No es cuestión de echar discursos elocuentes sobre la adversidad.

Nadie nos aseguró cuando partimos que no habría altos y bajos a lo largo del recorrido. Pero ahora sí que nuestra capacidad para asimilar golpes llegó a su límite. No se trata de culpar a nadie, todo mundo hizo lo que pudo y quiso, pero la verdad es que nos vimos rebasados, desde asuntos de seguridad con el crimen organizado pidiendo derecho de piso; corrupción para todos y cada uno de los trámites necesarios para operar una institución como la nuestra; compromisos por escrito para brindar apoyos que no se cumplieron ni en tiempo ni en forma; cancelaciones de eventos por razones del Coronavirus; es tal la descomposición social que los mismos policías contratados por nosotros para resguardar la integridad tanto de propios como visitantes, eran los que nos robaban. Cuando la violencia física llega a las puertas del Museo se nubla la pertinencia de para qué seguir operando.

Nos toca a nosotros reconocer la poca imaginación que hemos tenido para afrontar tantos embates, viniendo desde tantas partes. Guadalupe Lara, Directora del Foto Museo y yo, como fundador de la Fundación Pedro Meyer, tenemos que hacer valer nuestra responsabilidad y asumir la triste tarea de informales que es la hora en que hay que abandonar el barco.

Sabíamos desde el principio que este proyecto era un experimento, la fotografía ya no era la que era antes y el concepto de Museo era una idea en transición. Llamarnos FOTO MUSEO era un acto de provocación, pero solo para crear un diálogo acerca de los significados, no para descalificar a nadie. Ese esfuerzo se ha quedado trunco y las preguntas siguen en pie.
No sabemos si nuestro barco vuelva a navegar algún día, en estos tiempos de incertidumbre ni nuestras propias vidas están a salvo de cualquier especulación.

Esperamos que cada uno de ustedes guarde en su memoria algo positivo que se llevó de esta breve travesía del Foto Museo. Nos dará mucho satisfacción que así fuera y que los cuatro años de su existencia no hayan sido en vano.

A todos los que nos acompañaron en esta aventura nuestro más profundo agradecimiento. A todos quienes hicieron posible el levantar nuestras velas sepan que nada fue en vano, porque los resultados son tan grandes o chicos como las experiencias individuales de quienes lo vivieron. En nuestra grata memoria quedan consignadas historias valiosas y profundas. Y si de eso se trataba, eso sí se logro.

No puedes copiar el contenido de esta página, contacta al administrador.

× Envía un Whats