Liliana de Olvera rinde su primer informe

 

El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, DIF Naucalpan, atendió a los sectores más vulnerables de la población a través de becas, consultas, asesorías, acompañamiento, servicios y programas con un trabajo de responsabilidad y compromiso.

Durante el Primer Informe de Actividades de la Presidenta, Liliana de Olvera, se vivió la pluralidad y la unidad al congregar a diversas personalidades, como la precandidata a la gubernatura del Estado de México, Josefina Vázquez Mota, la activista, Isabel Miranda de Wallace y Margarita Zavala.

Destaco que en atención médica gratuita o a bajo costo, se otorgaron más de 100 mil consultas, se benefició a 23 mil 765 personas en 202 jornadas asistenciales y a 25 mil 634 habitantes con pláticas de prevención, al tiempo que se expidieron 23 mil 943 certificados médicos.

Así como el inicio de un programa integral de atención al diabético, lentes, vacunas y la creación de una clínica de salud en las instalaciones del edificio de la Dirección General de Seguridad Ciudadana.

Durante este periodo se rescataron diversos inmuebles donde se atiende a la ciudadanía , para ofrecer mejores servicios, como consultorios, unidades periféricas y clínica de especialidades.

Así como asesorías de mediación y conciliación para dirimir controversias familiares, se efectuaron 200 matrimonios al tiempo que se entregaron 519 testamentos a personas adultas mayores.

Por otro lado el DIF realiza en los Centros de Desarrollo Comunitario asistencia, para aprender de manera certificada un oficio que contribuya al autoempleo, o para practicar actividades que fomenten el desarrollo físico y mental.

También se dan resultados positivos en la detección y prevención de niños en situación de calle, ya que durante 2016  se aumentó  de 30 a 90 el número de  becas para Menores Trabajadores Urbano Marginales  (METRUM) para evitar que abandonen sus estudios. Se trabajó en la prevención de adicciones por lo que se impartieron 531 pláticas en beneficio de 12 mil 255 personas y se celebró un convenio de colaboración con el Centro de Integración Juvenil para el tratamiento y atención a esta población.

“Estoy consciente de que hay grandes retos en nuestro municipio, no hay que ir a sierras lejanas, ni a selvas apartadas, ni a continentes olvidados para ver la carencia y la necesidad, necesitamos manos dispuestas a ayudar, requerimos procuración de fondos, personas que crean en la institución, que estén dispuestas a ayudar, pero también necesitamos darles la certeza que esa ayuda llegará a quienes lo necesitan”, concluyó Liliana de Olvera.

No puedes copiar el contenido de esta página, contacta al administrador.

× Envía un Whats