Exigen Sendero Seguro en CCH Naucalpan

Luego de que cuatro estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Naucalpan fueron retenidos, golpeados y amagados con multas de 2 mil 500 pesos en el juzgado calificador, durante un operativo de la Policía Federal hace una semana, padres de familia exigieron a autoridades universitarias, estatales y municipales hacer efectiva la operación del programa Senderos Seguros para alumnos en el trayecto al plantel.

“Fue una detención arbitraria de menores sin aviso a familiares, eso no debe repetirse”, planteó la doctora Sugeli “N” cuyo hermano de Sergio “N” de 15 años de edad, fue retenido junto con otros tres estudiantes el 16 de agosto, durante un operativo impulsado por la Policía Federal en las inmediaciones del plantel universitario.

Una llamada anónima que recibió la familia les alertó que una patrulla se había llevado al estudiante junto con otros tres alumnos, y que incluso uno de los jóvenes fue esposado y fueron llevados al juzgado calificador ubicado en el Palacio municipal de Naucalpan, planteó la doctora.

Dijo que el juez calificador de turno, sin previo diagnóstico médico intentó aplicar una multa de 2 mil 500 pesos por alumno bajo el argumento de que fueron retenidos consumiendo alcohol en la vía pública, “pero la valoración médica dio negativo y nos negamos a pagar cualquier multa”, comentó la doctora.

“Mi hermano tenía golpes contusos en el rostro” comentó Sugeli, quien dijo que ese viernes 16 de agosto temió por la vida de su hermano Sergio. Comentó que incluso la familia subió fotografías del alumno en redes sociales para pedir apoyo en la localización del estudiante, quien finalmente junto con tres alumnos fue encontrado en el juzgado calificador.

Padres de familia insistieron que no se cumplió el protocolo de la Ley de Justicia para Adolescentes, pues incluso los menores fueron incomunicados y los padres nunca fueron notificadas de la retención de sus hijos.

“No les dieron derecho a una llamada siquiera; si no hubiéramos recibido la llamada anónima, ni enterados de dónde estaba mi hermano. Ahí se hubiera quedado 24 o 72 horas”, planteó la doctora. Padres de familia de alumnos del plantel exigieron que la Comisión de Derechos Humanos del estado de México (Codhem) investigue el hecho.

Insistieron que los alumnos se dirigían a tomar el transporte público que iban de regreso a sus casas, cuando la Policía Federal los retuvo, cuando ellos sólo se dirigían a la parada de pasajeros para abordar su transporte habitual. «Vivimos con el temor de la delincuencia, y ¿ahora la de la policía?, no es justo», dijeron.

Exigieron a autoridades estatales y a municipales cumplir con Senderos Seguros en los alrededores del CCH-Naucalpan, colocación de cámaras de vídeo-vigilancia, así como alumbrado público y el retiro de antros ubicados en las inmediaciones del plantel, “las autoridades deben tener mucho cuidado, pues no pueden repetirse esas retenciones”.

Con información de jornada.com.mx

No puedes copiar el contenido de esta página, contacta al administrador.

× Mándanos un Whats