Denuncian abuso de Fray Tormenta

La Procuradora para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del Sistema DIF Naucalpan, Graciela Galvany Pescador, denunció el 11 de mayo al sacerdote Sergio Gutiérrez Benítez, conocido en el ámbito de la lucha libre como Fray Tormenta, por el presunto abuso sexual de un menor.

Se trata de un adolescente de 16 años de edad, identificado con las siglas GSR, quien fue trasladado, hace dos años, del albergue municipal de Naucalpan Namiqui Pilli a la Casa Hogar Cachorros de Fray Tormenta A.C, ubicada en Texcoco.

De acuerdo con la denuncia interpuesta ante la Procuraduría mexiquense, cuya carpeta de investigación es 554530360044516, a la que REFORMA tuvo acceso, el menor refirió haber sido abusado sexualmente.

En la demanda, Galvany Pescador narra que personal del albergue municipal acudió a recoger al menor de la casa hogar del luchador, pues lo reportaron por supuesto mal comportamiento y consumo de drogas.

«La C. Emilia Trejo trasladó al menor al Albergue Temporal Infantil Namiqui Pilli el mismo día, manifestándole (el menor) diversas situaciones y hechos presuntamente constitutivas de delitos de violación y abuso sexual proferidas en su contra y de otros menores cuya identidad se desconoce», se lee en el documento.

En el informe psicológico del menor, anexo a la denuncia, se señala que GSR presenta daño emocional y reconoce consumo de drogas para «aguantar» los abusos sexuales por parte del sacerdote.

El menor actualmente se encuentra en una institución especializada en adicciones y se prevé que él también levante una denuncia por los hechos.

Al respecto, el presbítero Fray Tormenta, de 73 años de edad, dijo desconocer la denuncia interpuesta en su contra, pues hasta el momento no ha sido notificado por autoridad alguna sobre el delito que se le imputa.

El sacerdote corroboró vía telefónica haber tenido bajo su custodia a un menor de edad, al que por mala conducta y adicción, pidió que se lo llevaran de su albergue.

«Probablemente sea de un muchacho que estuvo conmigo de allá de Naucalpan, y precisamente yo le hablé a ella (a la Procuradora) porque se drogaba muchísimo, entonces yo le hablé diciéndole que no podía estar ahí, incluso yo le dije a este muchacho que lo iba a llevar a hacer un antidoping y no quiso», comentó.

Fray Tormenta negó que haya abusado sexualmente del menor, que según sus cálculos, estuvo bajos sus cuidados alrededor de dos o tres años.

Actualmente, en su casa hogar, el sacerdote aseguró que sólo tiene a tres jóvenes a su cargo.

Leer más: http://www.reforma.com/aplicacioneslibre/articulo/default.aspx?id=884969&md5=7941acd3c42196248efa921751fbacb0&ta=0dfdbac11765226904c16cb9ad1b2efe#ixzz4DSwXyQMr
Follow us: @reformacom on Twitter

No puedes copiar el contenido de esta página, contacta al administrador.

× Envía un Whats